Reserva de Biósfera

El 25 de julio de 2018, el territorio del Chocó Andino de Pichincha obtuvo la declaratoria de Reserva de Biósfera por parte de la UNESCO. Esta declaratoria es fruto de un proceso de largo plazo donde convergen esfuerzos de productores locales, organizaciones de la sociedad civil, académicos y gobiernos locales para promover objetivos de desarrollo sostenible en el territorio. El proceso de aplicación, liderado por el Gobierno Autónomo Descentralizado de la Provincia, se enriqueció por la información levantada del territorio de la MCA, así como de sus procesos socioambientales.  

La Reserva de Biosfera del Chocó Andino comprende un territorio de aproximadamente 287.000 ha, de las cuales 137.000 ha (48%) son remanentes de bosques andinos, 10.000 ha (3.5%) son páramos, y 23.500 ha (8.2%) son ecosistemas arbustivos. Sus bosques tienen además la importante función de captar la evaporación del Océano Pacífico y generar importantes cantidades de agua que discurren por las cuencas de ríos como el Alambi, Tulipe, Chirape, Pachijal, Mashpi y Blanco que aportan agua para consumo humano y usos productivos a las parroquias de Calacalí, Nono, Nanegal, Nanegalito, Gualea, Pacto, Mindo, Lloa y a los Cantones de San Miguel de Los Bancos, Pedro Vicente Maldonado y Puerto Quito.

Actualmente, se encuentran en definición los mecanismos de gestión participativa y los planes de desarrollo conjuntos con visiones amplias y multidimensionales del territorio. Se trata de una oportunidad para ampliar las lecciones aprendidas del trabajo emprendido por la Mancomunidad del Chocó Andino, implementando estrategias con visión de paisaje. Además, abre oportunidades de promoción nacional e internacional para atraer el interés de nuevos proyectos, nuevos actores, nuevas propuestas y visitantes para el territorio.

La infografía a continuación muestra los datos relevantes de la Reserva de Biósfera del Chocó Andino de Pichincha: